Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Para una mejor experiencia,

coloca el dispositivo en posición vertical.

Lo sentimos, nuestra web no funciona en versiones antiguas de Internet Explorer. Por favor, actualiza tu navegador o utiliza uno diferente.

14 de agosto, 2020

Helado de Queso Tres Oscos acompañado de dulce de manzana

A continuación, os detallamos la lista de ingredientes para el helado y os añadimos cómo presentarlo con dulce de manzana, aunque también podéis comerlo solo encima de un rico cucurucho de galleta.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 100 g de queso Tres Oscos
  • 200 g de leche
  • 200 g de nata
  • 3 yemas de huevo
  • 60 g de azúcar invertido
  • 1 corteza de limón

PARA LA PRESENTACIÓN PODEMOS USAR...

  • Dulce de manzana
  • Nueces o avellanas
  • Miel

ELABORACIÓN DEL HELADO

1. Infusionamos a fuego lento la leche con unas peladuras de la corteza de limón, el azúcar invertido y el queso rallado Tres Oscos.

2. Por otro lado, al baño maría, montamos la nata con las yemas de huevo.

3. Una vez preparadas las dos elaboraciones, las unificaremos en un recipiente, con delicadeza y con ayuda de una lengua, y las iremos fusionando cuidadosamente.

4. Es hora de meter la mezcla en el congelador durante una hora.

5. Una vez transcurrido este periodo de tiempo, y con el fin de romper los cristales de hielo, lo retiramos del congelador y lo remezclamos un poco en la batidora.

6. Finalmente, lo volvemos a introducir en el congelador. Si se quiere comer en el mismo día se deberán dejar pasar un mínimo de tres horas.

PRESENTACIÓN DEL POSTRE

Cortamos una capa fina de dulce de manzana y ponemos una bola de helado encima para que al coger con la cuchara se fusionen los dos sabores.

En temporada, también podemos añadir algunas nueces o avellanas asturianas, que son de una calidad magnífica.

Y para adornar el plato, podemos usar unos hilos de miel que siempre le dan un toque refinado.

¿Por qué azúcar invertido?

El uso de azúcar invertido en la elaboración de helados es muy importante porque evita la cristalización, disminuyendo el punto de congelación de la mezcla, lo que provoca una textura mucho más suave y que sea más fácil darle forma, por ejemplo, para hacer una bola.

Actualmente podemos encontrar en el mercado azúcar invertido ya preparado, pero lo cierto es que también podemos hacerlo en casa ya que es muy sencillo. Os explicamos cómo:

Necesitamos:

  • 375g Azúcar
  • 150ml Agua mineral
  • Zumo de limón, una cucharadita
  • Bicarbonato sódico, una cucharadita

Agregamos en un cazo el agua, el azúcar y el zumo de limón, removemos y lo dejamos cocer hasta los 100°C. Esperamos a que se enfríe durante unos quince minutos y añadimos el bicarbonato y removemos bien. Observaremos que se forma una capa blanquecina en la superficie a medida que el azúcar invertido se va enfriando, la retiramos con una cuchara o espátula y guardamos el azúcar invertido en un tarro hermético limpio.

Y ahora ya solo toca disfrutar de este delicioso helado de queso acompañado de productos 100% asturianos.

 

¡Al rico postre de verano!

Entradas relacionadas

Risotto de setas con Queso Tres Oscos

El arroz es un clásico de las comidas veraniegas. ¿A quién no le apetece una paella o un buen risotto al llegar de la playa? Hoy os proponemos uno con setas y queso...¡Delicioso!

26/08/2021

Patatas cocidas con bacon y Queso Tres Oscos

Nuestro Queso Tres Oscos es ideal para fundir y gratinar por su cremosidad y sabor… Hoy mezclamos las dos versiones en una sola receta deliciosa, económica y perfecta para un encuentro familiar o con amigos.

26/07/2021

Panecillos con revuelto y Queso Tres Oscos

Hoy os traemos una original idea para servir unos nutritivos huevos revueltos. Están deliciosos y se preparan en un abrir y cerrar de ojos...¡no podréis resistiros!

02/07/2021