Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Para una mejor experiencia,

coloca el dispositivo en posición vertical.

Lo sentimos, nuestra web no funciona en versiones antiguas de Internet Explorer. Por favor, actualiza tu navegador o utiliza uno diferente.

18 de agosto, 2021

Un paso más en nuestro compromiso con la excelencia: la inteligencia artificial

Inteligencia artificial. Dos palabras que en nuestro imaginario nos trasladan a las películasy novelas de ciencia ficción. Imaginaríamos algo así como una manada de robots que se apoderan de nuestro mundo, una especie de seres híbridos, medio humanos, medio máquinas... Pero nada más lejos de esa aterradora imagen. Cambiémosla por alta tecnología donde las computadoras pueden ser entrenadas para realizar tareas específicas procesando grandes cantidades de datos y reconociendo patrones en dichos datos.
 
La incorporación de esta tecnología avanzada contribuye a un mejor desarrollo de los procesos de fabricación y de los controles de calidad. El término inteligencia artificial fue adoptado en 1956 y se ha popularizado en los últimos tiempos gracias al incremento en los volúmenes de datos, algoritmos avanzados y mejoras en el cómputo y almacenaje. Ha evolucionado para brindar muchos beneficios específicos a todas las industrias.
 
En Industrias Lácteas Monteverde, como nuestras recetas aún conservan gran influencia de las más tradicionales y artesanales, hemos desarrollado un sistema que, basado en inteligencia artificial, permite objetivar parámetros tan subjetivos como son los de la calidad interna (incluso organoléptica) del producto y analizar y cuantificar las causas de posibles desviaciones en los productos finales elaborados, en teoría, en idénticas condiciones.
 
A nivel de producción, en nuestro caso al estar en alta montaña, las distancias recorridas para recoger pequeñas cantidades de leche y muchas veces con condiciones climatológicas adversas, suponen un alto coste pero que se compensa con la mejor calidad de la materia prima. En los controles de calidad, la inteligencia artificial nos aporta un amplio margen de mejoras. Como en otros ámbitos del mundo digital, el adecuado análisis de los datos que los sistemas de captación van recogiendo permiten monitorizar y corregir los procesos de producción y hacerlo de un modo más rápido y eficaz.
 
La tecnología algorítmicamente empapada de la inteligencia humana de un maestro quesero nos permite clasificar cada tipo de queso, conseguir la excelencia de las 60 combinaciones diferentes de queso con las que trabajamos en Industrias Lácteas Monteverde.
 
La herramienta Quesia ha sido desarrollada desde CTIC Rural Tech y establece un sistema de clasificación de los quesos en base a su calidad.Se analiza la calidad de la leche: proteínas, vitaminas, bacterias, grasa y hasta una quincena de variables. Los datos se introducen en la herramienta y los algoritmos empiezan a trabajar y acaban concluyendo que esa leche es la más adecuada para determinados tipos de queso. Un proceso de catas, análisis y registro permitió generar la base de datos con la que se fueron viendo los resultados y así alcanzar mayor uniformidad en todos nuestros productos.
 
Además, la inteligencia artificial nos está ayudando a ser una industria mucho más responsable y alineada con los objetivos de desarrollo sostenible, facilitando así el cumplimiento de los objetivos que se plantean en la Agenda 2030.